Posted on mayo 13, 2021 in

Patricia J.

Aquella primera tarde cuando me senté en su consulta, yo no sabía ni respirar. Tenía tanta ansiedad, tanto malestar, una mochila tan enorme a cuestas, que sólo con escucharla hablar, sabía que había tomado la decisión correcta. Había sufrido un cambio enorme en mi vida, y entre eso, y una serie de circunstancias de varia índole, llegué a ella. Me ha enseñado desde a respirar correctamente, a gestionar mis emociones, a discernir entre aquello que puedo controlar y que no, saber vaciar mi mochila manteniendo dentro solo aquello verdaderamente importante y qué merece mi atención y preocupación, trabajamos el control, la empatía, la asertividad, los nervios…A día de hoy, sigo en mi camino con ella a mi lado, haciéndome grande y recordándome siempre que las piedras cada vez son menos y más pequeñas. Es una gran profesional, siempre pendiente de ti, de cómo te encuentras, de darte más herramientas y de explicarte cualquier proceso de forma que, cuando la recuerdas luego desde tu casa o desde cualquier lugar, sonríes. La recomiendo 100% y puedo afirmar rotundamente que me ha devuelto las ganas de luchar, de ser yo, que me tenía muy olvidada hasta que ella me recordó que si había ido a buscarla era porque sabía que me no merecía estar como estaba.