Posted on abril 6, 2020 in Experiencias

Tu espacio, Tu historia

Este blog es un proyecto nacido con mucha ilusión. Un proyecto que tenía en un cajón, cogiendo polvo. Me acordaba de él, pero el trabajo, la familia, la casa, las responsabilidades, nunca me daban tiempo a volver a una de mis grandes pasiones…. Escribir.

Estos tiempos tan revueltos, me han dado la oportunidad de volver a hacerlo y, de compartirlo, con personas increíbles, como tú que me estás leyendo.

Y… cómo no, de las personas que leen, tenemos la gran suerte de que también quieren participar y traernos su experiencia y sus vivencias en este tiempo de confinamiento.

La historia de hoy, viene de una compañera, una persona que tiene mucho más dentro de lo que muestra… para empezar, un gran corazón. Ésta es la historia que comparte Yuly Hernández:

“Ésta es una iniciativa en la que me he embarcado, muy simple y que he llevado a cabo con una de mis nenas, Mireia… Mireia tiene 8 años y es una niña muy especial, sensible, inteligente, empática, y le emocionó participar junto con su mamá en este pequeño/gran proyecto…. Para entender de qué se trata, debes empezar viendo esto: https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2485178135144885&id=2157968617865840

Hay mucha gente sola, a la que un simple gesto le emociona y lo agradece…. Hace siglos que estoy en un grupo de WhatsApp de madres del pueblo. Dan muchas ideas de cosas que se pueden hacer con los niños, en fin, muy interesante la mayoría de las veces.Cuando me llegó este enlace me encantó la idea, me emocionó, en esta cuarentena las emociones las tengo a flor de piel, con un simple gesto es tanto lo que podemos hacer…. Porque de verdad, hay tanta gente que lo está pasando muy mal. Así que se lo comenté a mis nenas y enseguida se pusieron manos a la obra. Sólo mandé el de Mireia, la mayor, ya que la peque de 3 años aún tiene una perspectiva difícil de entender 😉… aunque lo vamos a hacer también. Recuerdo que mi pareja me dijo…¡Estará entretenida un par de horas!… y en 15 minutos lo tenía hecho!!!!!….

Y LO MANDAMOS!!!!!

Lo compartí con quién me lo envío que era el método más rápido de hacerlo llegar…y cuando me contestó que ya esta recibiendo agradecimientos de una señora de Madrid que estaba con Covid-19 y sola… Me eché a llorar… es increíble lo mal que están algunas personas y lo mucho que podemos hacer con tan poco. Pero lo más emocionante, es que cuando se lo conté a Mireia, se puso como una loca a hacer más y más dibujos… no tiene límite, está entusiasmada… Le he explicado que mandaremos uno al día. Así no la agobiamos, pero la acompañaremos cada día, para que dentro de nuestras posibilidades YA NO ESTÉ SOLA.