Posted on abril 5, 2020 in Acción Social, Psicología

Y, si …¿Cambiamos el Mundo?

¿Utopía o Realidad?

Utopía… todos juntos haremos un mundo mejor.

Realidad… sólo unos pocos se atreven a cambiar.

La realidad nos ha azotado en nuestras caras, aunque sin querer verlo del todo, desde el pasado Diciembre de 2019.

Una enfermedad más que mirábamos de lejos porque no nos había tocado… hasta que empezó a acercarse.

A partir de ahí, descubrí que estaba rodeada de médicos, científicos, adivinos, periodistas,…. Todo el mundo tenía una opinión, como yo tengo la mía. Y, de repente, vino el caos. Los enfermos no hicieron sino que aumentar, y los muertos también. Hay más lagunas que certezas. Indecisiones que han provocado que unos nos quedemos en casa, otros estén obligados a salir, y otros salgan sólo por salir.

A mí me gusta soñar, escogí mi profesión por vocación, y fruto de esa decisión, supe que ayudar a otros es la tarea más difícil que hay. Pero la realidad hace que abras los ojos y te des cuenta, que hay que mantener los pies en la tierra, y que no se puede ayudar a quién no quiere ser ayudado. Así de simple.

Cambiar es lo más difícil del mundo.

Aún así esperaba cambios con todo lo que está pasando.

He visto algunos cambios… Si, por supuesto, algunos para mejor y otros, para peor.

La frivolidad sigue imperando, el postureo se magnifica, miles de grupos de WhatsApp etc a ver quién es el más chachi. Todo para ignorar la siempre “mal vista” realidad.

En estos tiempos, he visto más que nunca el ombligo de mucha gente. Gente que presume de solidaria, que te da charlas magníficas de su maravillosa existencia…. Maravillosa?, más bien patética.

Cuántas desilusiones. El mundo no cambia si no cambiamos nosotros.

Y, sin embargo, entre tantos agujeros negros, he visto pequeñas lucecitas. Es muy difícil ser diferente, cuando lo que impera en nuestra sociedad es la banalidad. Pero las lucecitas existen.

Hay personas que realmente se sacrifican, que van más allá de lo esperado, de lo que pone su hoja de salario… son personas proactivas, luchadoras, que no se conforman, que arriesgan, que sin obtener nada lo dan todo.

Cuáles son mejores?

La decisión es sólo tuya. Tú eliges en qué bando estar. Para unos el bando de los “chachis” es el mejor. Y realmente, es el que más dinero brinda, el que más relaciones sociales aporta…

El bando de los “increíbles”, es el duro, el que sólo se reconoce en pequeños ámbitos, el que aplauden cuando es una moda, pero el que se olvida pronto, el que se espera sin dar las gracias….

Esos son los verdaderos héroes, las luces que lograrán cambiar nuestro mundo.

TÚ ELIGES. Y TU DECISION SERÁ RESPETADA COMO DEBERÁS RESPETAR LA MÍA.

Con la firme convicción de que podemos y debemos cambiar nuestro mundo nace este Blog. El cambio lo puedes hacer contigo, en tu casa, con tu familia, compartirlo con amigos, o llegar hasta donde quieras, porque lo límites sólo los pones tú.

Muchas veces me preguntan, “pero, y yo qué puedo hacer?”….. sabes qué puedes hacer? TODO.  

A veces basta con escuchar, con una palabra de ánimo, con no juzgar, con empatizar y brindar apoyo emocional, o aportar una información que no se tenía…. Y, si en este mundo globalizado y repleto de información, le damos a quién menos la recibe?

O a quién la recibe, le damos otra versión?

TODOS podemos aportar algo. TODOS podemos volver a traer los verdaderos valores del ser humano y sentirnos acompañados y acompañar.

En este blog, brindaremos pautas psicológicas, nutricionales, de ejercicio físico, para nuestros niños, para nuestros mayores, para mamás, papás, solteros, casados, juntos y revueltos…

Hagamos de este confinamiento, de esta oportunidad de estar con nosotros mismos, UN MUNDO MEJOR, pero un mundo mejor para nosotros, y con ello, un mundo mejor para el resto….

¿En qué grupo quieres estar?